Préstamos sin recibo de sueldo: una realidad en MyCredit

Hasta hace poco, pedir préstamos personales sin recibo de sueldo era una utopía: los bancos y las entidades de crédito tradicionales exigían este documento como prueba de confianza sobre los ingresos económicos del cliente. Sin embargo, muchos solicitantes que no disponían de uno pero sí de otras fuentes de ingresos alternativas recibían siempre un ‘No’ por respuesta cuando trataban de tramitar financiación personal.

Sin embargo, con MyCredit esta situación se ha acabado. Por supuesto, las personas que cuentan con un recibo de sueldo tienen el visto bueno de nuestra plataforma, pero también otros solicitantes que puedan acreditar otros ingresos periódicos. En este sentido, las fuentes de ingresos válidas son muy variadas. Entre las más habituales están las pensiones, de las que se benefician millones de argentinos. Además, pueden ser válidas las becas de investigación, por ejemplo.

Es importante remarcar que esa fuente de ingresos debe ser actual, vigente y demostrable. Para demostrarlo es imprescindible aportar un documento oficial. Para un sueldo de trabajo, es necesario mostrar el recibo. Para una pensión, la tarjeta ARGENTA-Carnet y un documento que muestre la cantidad que se recibe mensualmente podría ser suficiente. En cualquier caso, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros para saber concretamente cuál es la documentación que puedes aportar en tu caso.

¿Por qué MyCredit concede préstamos sin recibo de sueldo? Una de las principales razones hay que buscarla en el importe moderado de estos créditos personales ($3.000 como máximo): para ser capaz de devolver un importe bajo no hace falta contar con un recibo de sueldo elevado. Y ahí es dónde entran en juego las fuentes de ingresos alternativas y que aceptamos en nuestra plataforma.

Pasos a seguir para la solicitud

Para poder disfrutar de un préstamo sin recibo de sueldo sólo tenés que seguir una serie de pasos, breves y sencillos:

Paso 1: en nuestra web encontrarás un selector de importe y plazo. Tenés que seleccionar cuánto dinero querés recibir y cuántos días necesitás para devolver el crédito. Te recordamos que podés elegir entre:

  • $1.000-$3.000 como importe mínimo y máximo.
  • 5 y 31 días como plazo mínimo y máximo.

Paso 2: nuestra web te redirigirá a un formulario online. Lo tenés que cumplimentar con tus datos personales, tales como nombre y apellidos, DNI, número de teléfono de contacto, dirección de email, situación laboral actual o número de cuenta bancaria en la que querés recibir el dinero.

Paso 3: nuestro sistema comenzará a analizar y verificar los datos proporcionados. Si todo es correcto, procederá a dar el visto bueno a la solicitud, lo cual se te comunicará inmediatamente.

Paso 4: el dinero solicitado se transferirá a tu cuenta bancaria en cuestión de minutos. Podés comprobar el saldo de tu cuenta para comprobar que dicha transferencia se ha realizado correctamente.

Además de la obligación de tener una fuente de ingresos estable y demostrable, será necesario que reúnas otros tres sencillos requisitos para que tu solicitud sea aprobada. El primero de ellos es tener más de 21 años. El segundo es tener nacionalidad argentina. Y el último es ser titular de una cuenta bancaria que no corresponda a un plan social.

Cómo devolver un préstamo online sin recibo de sueldo

Por lo que respecta a la devolución de nuestros préstamos de dinero sin recibo de sueldo, te damos tres opciones, para que elijas la que más se adapte a tus necesidades. La primera es realizar una transferencia bancaria, que puede ser online. De esta manera, toda la tramitación del crédito, desde la solicitud hasta la devolución, será a distancia.

La segunda opción que ponemos a tu alcance es la de realizar un ingreso directo en nuestra cuenta del Banco Comafi, para lo cual tendrás que desplazarte hasta una sucursal. Y la tercera opción es pagar el importe estipulado en una sucursal de Rapipago, red de cobranza extrabancaria que tiene más de 2.000 oficinas en Argentina. Bastará con que el cliente presente el DNI para realizar dicho pago.

Mención aparte merece la prórroga de un préstamo online sin recibo de sueldo. Por motivos de diferente índole, el cliente puede tener dificultades para cumplir con el plazo establecido en un primer momento. Sin embargo, siempre es más recomendable tramitar una prórroga que abocarse al impago. Por ello, desde el área personal del cliente se puede solicitar la prórroga, indicando una nueva fecha de devolución. Ese trámite conlleva un gasto extra por retraso, pero servirá para dar mayor tranquilidad al cliente. Ese pago se puede realizar tanto en efectivo como mediante transferencia bancaria.