Ahora también podés retirar el dinero en los centros propios de Rapipago y consultar a nuestros asesores en las siguientes direcciones. Comprobar

¿En qué consisten nuestros préstamos personales online?

Si estás buscando pequeña financiación, los préstamos personales online de MyCredit te lo ponen fácil: nuestro portal web pone a tu disposición microcréditos para que los emplees en lo que quieras. Se piden online de manera sencilla y no deberás entregar documentación complicada ni dar explicaciones sobre cuál es el motivo de la solicitud.

A través de nuestra web podés conseguir entre $1.000 y  $3.000. Ese es el mínimo y el máximo de MyCredit, un importe bajo que no ofrecen otras compañías crediticias pero que le es muy útil a un gran número de familias y clientes para sus gastos cotidianos o imprevistos. Por lo que respecta al plazo, el solicitante puede elegir una cantidad de días entre 7 y 31. Si al llegar esa fecha límite el cliente no ha procedido a devolver el préstamo, podrá tramitar una prórroga para ampliar dicho plazo. La ampliación tiene unos pequeños gastos que deben ser satisfechos de antemano.

Los requisitos para disfrutar de un crédito online de MyCredit son pocos y sencillos, mucho más blandos que los que establecen otras entidades. En nuestro caso, solo ponemos cuatro condiciones a todo solicitante:

- Que tenga nacionalidad argentina.

- Que tenga al menos 21 años ya cumplidos en el momento de enviar la solicitud.

- Que sea titular de una cuenta bancaria que no corresponda a un plan social. 

- Que disponga de unos ingresos económicos estables.

Para conseguir nuestra financiación no hará falta llevar a cabo mucha burocracia ni presentar documentos difíciles de conseguir. Por ejemplo: MyCredit no exige avales, ya sean estos de bancos o de terceras personas. Por otro lado, MyCredit es una solución para quienes que buscan préstamos personales online sin recibo de sueldo, puesto que admite fuentes de ingresos diferentes a un trabajo, como puede ser una pensión de jubilación. Basta con que esa fuente de ingresos sea suficiente para sufragar los gastos que acarreará la devolución del préstamo. Y como los importes de nuestros créditos son bajos, no hará falta que dichos ingresos sean excesivamente altos.

Préstamos personales online en el acto: cuánto tardan

Una de las preguntas más habituales es: ¿cuándo recibiré mi dinero? Y la respuesta es: de forma muy rápida. Por algo se les conoce como préstamos personales online en el acto. Veámoslo detalladamente, en relación a cada fase del proceso:

La solicitud: se debe realizar a través del selector de nuestra web y de nuestro formulario online. Dado que son claros y fáciles de manejar, cumplimentar todos los campos llevará apenas 5 minutos.

La verificación y aceptación de la solicitud: cuando el cliente ha enviado la petición y los datos personales, nuestro sistema procederá a verificarlos. Utilizamos software informático automatizado, lo cual es mucho más rápido y eficiente. Si no hay problemas, en solo unos minutos estaremos en disposición de comunicarte que tu crédito ha sido aprobado. Si surge alguna incidencia con algún dato, este paso puede demorarse algo más.

La transferencia del dinero: depende del banco en el que el cliente tenga abierto su CBU, pero tampoco debería llevar más de unos minutos. 

¿En qué podés emplear el dinero?

Como indicábamos al principio, no tendrás que dar explicaciones sobre el motivo que te lleva a pedir un préstamo en MyCredit. Pero acá te damos algunas ideas sobre cómo emplear tu dinero. Tomá nota.

Nuestros créditos personales se han convertido en una herramienta muy eficaz para gastos imprevistos. Por ejemplo, facturas de la electricidad demasiado altas, una reparación de tu vehículo que no puede esperar o una multa de tráfico que conviene pagar cuanto antes. Hacer frente a todo ello te permitirá salir del paso y, además, evitar mayores gastos futuros.

Las urgencias médicas o material relacionado con la salud son otros temas que no se pueden dejar pasar: las gastos que conllevan son prioritarios, haya o no liquidez. Por ello, los créditos de MyCredit son útiles para pagar unos nuevos cristales de gafas, la compra o alquiler de una silla de ruedas o el empaste de una muela que nos está molestando.

Pero no todo son situaciones de emergencia. Al contrario: nuestros préstamos personales rápidos también sirven para ‘caprichos’: ampliar unas vacaciones que se han quedado cortas, comprar un vestido por el que llevás mucho tiempo suspirando o adquirir los tickets para un concierto de tu banda favorita son también buenas excusas para solicitar un préstamo en nuestra plataforma.

Y por último, mencionamos una tendencia al alza: la de los profesionales que recurren a nuestra microfinanciación para gastos de muy diferente tipo, desde cuadrar cuentas, disponer de dinero líquido en caja o realizar inversiones en equipamiento o material. Microfinanciación que, en muchos casos, propicia un rápido retorno de la inversión.