¿Qué son los créditos personales de MyCredit?

Los créditos personales de MyCredit son una solución de financiación que está llamada a revolucionar el mundo de los préstamos. Si bien hasta hace poco todas las opciones pasaban por los bancos o por compañías tradicionales, esta nueva herramienta online abre la puerta del crédito a millones de clientes, agilizando todas las fases del proceso y rebajando sustancialmente los requisitos para disfrutar de un préstamo.

Los créditos online de MyCredit tienen una serie de características que se pueden resumir de la siguiente manera:

Son rápidos: el periodo de tramitación puede variar según el cliente, pero en muchos casos se limita a unos pocos minutos.

Son sencillos: para solicitar uno no hace falta llevar a cabo papeleos. Basta con rellenar un formulario online y esperar.

Son seguros: el cifrado SSL encripta las comunicaciones entre el usuario y el servidor, por lo que todos los datos enviados están protegidos.

Son más ‘democráticos’: los requisitos para acceder a estos préstamos personales online son más blandos, lo que permite que muchas más personas se puedan beneficiar de ellos.


Otra característica que conviene destacar es la tramitación a distancia. Desde el momento en el que se solicita un préstamo hasta que se devuelve, todo puede realizarse por Internet. Para cumplimentar la solicitud, nuestra web pone a tu disposición un formulario online, en el que tendrás que indicarnos tus datos personales. La verificación de dichos datos se lleva a cabo mediante un proceso automatizado, mientras que el cobro se puede realizar mediante transferencia a tu CBU, sin desplazamientos. Y por último, la devolución del préstamo también puede efectuarse mediante los servicios de tu Home Banking.


Cuándo se puede recurrir a esta nueva solución de financiación


Nuestros créditos personales son una solución que puede utilizarse en cualquier caso: MyCredit no te preguntará para qué querés el dinero ni en qué lo utilizarás. Dicho esto, existe una serie de situaciones en las que estos préstamos online se han convertido en una solución muy popular y efectiva.


Una de estas situaciones es aquella en la que se necesita dinero urgente, en cuestión de minutos. En esos casos, la banca y las compañías tradicionales no tienen la capacidad de tramitar un crédito de manera inmediata, pero MyCredit sí.


No obstante, los créditos personales también pueden ser una solución más calmada, estudiada y programada: cada vez son más los profesionales que recurren a ellos para equilibrar cuentas, resolver problemas de tesorería o realizar pequeñas inversiones. De la misma manera, se pueden utilizar para financiar estudios superiores, vacaciones o compras navideñas, entre otras muchas opciones.


Por otro lado, estos créditos son también una alternativa a la banca cuando el cliente no puede o no quiere desplazarse para solicitar o pagar su crédito: limitaciones horarias o ausencia de sucursales cercanas provocan que cada vez más usuarios se pasen a la financiación online.


Por último, un caso que también merece la pena tratar es el de aquellos clientes que están registrados en el Veraz: formar parte de esta base de datos es motivo de denegación de solicitudes por parte de los prestamistas tradicionales, pero ahora se abre una vía de esperanza y se da una segunda oportunidad a estos clientes, puesto que sus solicitudes también son tenidas en cuenta.


¿Cómo funcionan nuestros créditos personales online?


En lo que respecta a la solicitud de nuestros préstamos personales rápidos, el trámite es muy sencillo. Lo único que deberás hacer es rellenar el formulario que encontrarás en esta web, indicar cantidad y plazo y esperar a que MyCredit verifique tus datos y apruebe tu solicitud. La cantidad mínima de dinero que se puede pedir es $1.000, mientras que la máxima es $3.000. Por su parte, el plazo mínimo es 7 días, mientras que el máximo es 31 días, con opción a prórroga.


En cuanto a la devolución, la facilidad es la nota predominante, aunque acá existen varias opciones a tu elección. Una de ellas es hacerlo a distancia, mediante transferencia bancaria, para lo cual podés usar tu servicio de Home Banking. Sin embargo, estos créditos personales online también pueden devolverse de manera ‘offline’, si así te resulta más fácil: podés acudir a una sucursal bancaria y depositar el dinero en nuestra cuenta del Banco Comafi, o bien podés acudir a una sucursal de Rapipago, presentar tu DNI y realizar el pago.


Por último y como mencionábamos, también hay que tomar en consideración las prórrogas, pues en determinadas ocasiones pueden surgir imprevistos que obliguen a ampliar el plazo de devolución del crédito. En ese caso, podés indicar una nueva fecha límite directamente desde tu área personal y abonar un suplemento por demora. Consultá las condiciones en nuestra web o a través de nuestro servicio de atención al cliente.